La Estación de Nieblas

Reseña: Roman Ritual

Hoy os hablo de Roman Ritual, una de las mejores obras de terror del cómic patrio, de la mente de El Torres, los lápices de Jaime Martínez y el color de Sandra Molina que nos trae la editorial Karras.

La terrorífica portada de Roman Ritual

He de empezar comentando que a pesar de que últimamente ha ganado más notoriedad debido al lanzamiento de su secuela, Roman Ritual se lanzó a través de Amigo Cómics en EEUU en 2014 después de ser rechazada por varias editoriales debido a la controversia que pueda generar la trama – ahora nos meteremos en ello – y llegó por primera vez a través de Dibukks en 2016. Ahora podéis encontrarlo fácilmente bajo el sello de Karras Cómics, quienes lo editan en su ya célebre formato cartoné.

La trama, uno puede llegar a pensar, es algo que ya hemos visto en multitud de ocasiones en el cine de terror. Acompañaremos a un cura exorcista caído en desgracia en su periplo contra el Maligno. Se os vendrán títulos de renombre como El Exorcista, o una decena de películas más recientes como Expediente Warren, El Ritual y tantas otras. No obstante, aquí El Torres le mete una vuelta de tuerca que, cuanto menos, te da un sopapo en la cara y mientras te mira a los ojos te suelta un “a que esto no te lo esperabas”.

Algo se cuece en el Vaticano.

La historia nos traslada junto al sacerdote John Brennan, que ha sido repudiado por algo que ocurrió hace un tiempo y no es visto con buenos ojos por la Santa Sede. No obstante, como fiel soldado de Dios, Brennan continúa con su labor de exorcista en Sudamérica hasta que recibe una llamada que no puede ignorar para que vuelva al Vaticano lo antes posible. Así, con una bula cardenalicia que le permite el acceso a la institución, por mucho que eso pueda doler a ciertos miembros, Brennan es testigo del mal que ha conseguido que vuelva a poner el pie en la Santa Sede. El poseído en cuestión, no es ni más ni menos que el Papa Albioni – con un parecido más que evidente al Papa Benedicto XVI, todo sea dicho.

¡Toma girito!

Aquí el primer revés que te deja el culo torcido. Pero es que, además, El Torres hila sabiamente lo que podía quedarse como el recurso fácil del género para crear un poco de morbo, y nos desarrolla una situación problemática para el clero: ¿Qué credibilidad puede tener el poder de la Iglesia si el demonio es capaz de profanar la cabeza visible de la mismísima organización?

Terror y luchas de poder se irán entretejiendo para dar lugar a una obra que se devora, y que nos irá regalando momentazos en los que El Torres se adelantó a su época. ¿Conocéis la película La Monja? Nació a raíz de la aparición del macabro personaje de la monja poseída en Expediente Warren 2. Pues en 2014 El Torres ya se había adelantado a Hollywood y aquí veremos la figura de una monja demoníaca que nos pondrá los pelos de punta cada vez que haga aparición en las viñetas.

No podréis negar que pone los pelos de punta.

Allá por el año 2021 hicimos un especial de Halloween en el que yo defendía fervientemente que el género de terror no me funcionaba particularmente bien, ya que el trasladar los momentos de puro terror y los sobresaltos se veían, en muchas ocasiones, truncados por el mero hecho de que el visualizar todas las viñetas al ir pasando páginas echaba por la borda la posibilidad de crear el impacto. Desde entonces, he intentado leer más títulos del género y he de reconocer que este ha sido el título que más me ha acojonado. Entre la temática y la atmosfera opresiva, los creadores de este título han conseguido crear esa sensación en mi como lector como sólo el cine lo ha logrado.

En cuanto al dibujo, destaca su tono cinematográfico y realista que usa los espacios arquitectónicos llenos de rincones oscuros para crear una atmósfera opresiva como pocas otras he visto. A veces, de hecho, hay viñetas demasiado oscuras para mi gusto, pero que no entorpecen la comprensión. Por lo demás, se trata de un dibujo impecable que le va como anillo al dedo a la historia que se quiere transmitir y no hace más que elevar la calidad narrativa de la misma.

El estilo realista le sienta genial

Como conclusión, sólo me queda recomendar a todo aquel lector escéptico que, como yo en el pasado, renegara del género de terror en las viñetas por aquella creencia – ahora sé que infundada – de que un cómic no puede dar miedo. Puede, y eso gusta. Es por ello que su segunda parte, Roman Ritual 2, ya se encuentra en mi estantería esperando a que lo lea. A mi me han conquistado.

PODÉIS ESCUCHAR LA RESEÑA DE ROMAN RITUAL EN ESTE ENLACE

About Brian

Brian

Estacionero amante de la ciencia ficción y la fantasía, conocido especialmente por recomendar obras que ni si quiera ha leído. Acierta 3 de cada 7 veces.
Previous post
Next post
Related Posts
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *