La Estación de Nieblas

Reseña: Time 2

Lo sé. Lo normal es confeccionar las listas de lo mejor del año a finales del mismo, o principios del siguiente. Pero en esta ocasión, para mi personalísimo gusto no hay discusión. El ómnibus de “Time 2”, de Howard Chaykin que Dolmen editorial va a sacar el próximo mes de mayo es, desde ya, lo mejor que se podrá comprar en librerías este 2024. Hombre, claro. A lo mejor alguna editorial se descuelga con alguna sorpresa del calibre de “Paradoxman” de Barry Windsor-Smith, o “Mis miedos” de Enric Sió. Y aún así, estaríamos hablando de obras que estarían al nivel de la de Chaykin, pero no la superarían.

¿Pensáis que exagero?

“Time 2” es una serie de dos novelas gráficas, “The Epiphany” y “The satisfaction of Black Mariah”, más un especial de “American Flagg!” que fueron editadas por la independiente First Comics a mediados de los 80, cuando Chaykin estaba en la cresta de la ola comercial y artísticamente (nota personal: es de los pocos autores americanos que ha mantenido el nivel con el paso de los años).

Y pese a la expectación, pese al prestigio, pese a las afirmaciones de su autor que era su trabajo favorito de cuantos había hecho hasta la fecha… la serie fue acogida con glacial frialdad, cuando no directa hostilidad o desconcierto mayúsculo. Este hecho, unido a la debacle de la editorial y a una serie de problemas legales, ha mantenido la serie en total oscuridad por cerca de 4 décadas. Por fin se pudo deshacer el nudo gordiano que impedía su publicación. Image sacará el ómnibus el próximo 7 de febrero y aquí Dolmen, como he indicado, hará lo propio en mayo. Tomo, por cierto, que al material publicado añade una ingente cantidad de extras y, ¡Sorpresa! Una tercera parte inédita a la fecha titulada “Hallowed Ground”. ¿Será recibida hoy como lo que es; uno de los grandes Clásicos de la Historia del cómic, uno de los mejores cómics de los 80 y la más conseguida obra de su autor, o chocará de nuevo con un muro de incomprensión? Lo que lleva directamente a preguntarnos, ¿Qué hace que este cómic sea tan especial?

Marcel Proust escribió en “En busca del tiempo perdido” que la obra de Arte debe construirse con la Verdad Interior que existe en cada artista. Eso es exactamente “Time 2”: La Verdad Interior de Howard Chaykin. A lo largo de la serie, y al contrario que en otros cómics de su autor, la historia pasa a un segundo plano. Y conviene tener en cuenta esto. Es decir, sí, tenemos un sugerente marco de ciencia ficción, nada menos que una bulliciosa (increíble el trabajo de Ken Bruzenak a los mandos de la rotulación) realidad paralela a ritmo de Jazz que es como Nueva York en los años 40 pero donde humanos conviven con demonios y robots, y donde se puede volver de la muerte si tienes pasta. Hay un tenue hilo argumental, que en la segunda parte linda con la demencialidad más socarrona. Todo lo demás es Chaykin. Chaykin, Chaykin y más Chaykin. Es decir: sus filias, sus manias, su humor, su cinismo, su chulería, su gusto por el sexo, por la violencia, por los trajes caros, por las mujeres elegantes, por el jazz, por sorprendentes diseños de página, bromas privadas incomprensibles, crípticas referencias personales, guiños a su propia familia.

O sea, todo aquello que normalmente es el telón de fondo de cualquiera de sus obras, cobra aquí un protagonismo intenso, constituye la entraña misma de la obra, su primera y última razón de ser. De ahí la confusión, la incomprensión y la hostilidad hacia un cómic como ningún otro, de una arrogancia artística pareja a un talento inmenso. Es un viaje alucinante a la mente de Chaykin lo que se nos propone aquí, un acto de generosidad artística como pocos. Es un cómic que se lee, se ve y también se oye. Y suena como si Miles Davis ejecutase un ensimismado solo de trompeta que lo transporta a otra dimensión durante horas, mientras que la banda (la historia, por seguir el símil) hace lo que puede por anclar los pies en la tierra y los espectadores/lectores no pueden sino alucinar.

Pero oye, si lo que quieres es algo concreto, te diré: “The epiphany” sigue dos tramas, un asesino de prostitutas robots y el asesinato de un músico de jazz, “The satisfaction of black Mariah” a una robot transformer violador, y el especial, a Reuben Flagg buscando a su gato parlante Raúl perdido en el mundo de Time 2. De “Hallowed Ground” nada se sabe aún. ¿Estáis contentos?

Absolutamente imprescindible para todos aquellos lectores que estén cansados de caminos trillados y que tengan un gran sentido del humor, sean o no fans de Chaykin.

Previous post
Next post
Related Posts
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *